Un artista icónico de Ibiza.

Quiero recibir nuevos artículos por email
Selim - Creando arte con cuero
Por Krishna Dias
Selim es un mago en su habilidad para crear bellas artes con cuero. En su juventud, viajó a través de muchos países, pero fue en Ibiza donde encontró su verdadero hogar y la inspiración para su trabajo único que es tan rico en detalles. Su arte se puede encontrar en prestigiosas colecciones por toda Europa, Japón y los Estados Unidos. Él ha vivido en la isla durante medio siglo, y puede dar testimonio de los primeros y muy especiales días y de los efectos de los muchos cambios que ocurrido desde entonces. Para celebrar su "aniversario de oro" en Ibiza, Selim tendrá una exposición de su obra que se desarrollará del 24 de septiembre al 4 de octubre, en el Club Diario de Ibiza. En esta entrevista nos cuenta un poco sobre su trabajo y experiencias de vida en la isla.

¿Por qué viniste a vivir a Ibiza?
Cuando era joven trabajaba y vivía en Madrid, pero esa no era una vida para mí, así que decidí probar Ibiza. Cuando vi la isla desde el avión comprendí inmediatamente que este era el lugar. ¡Era la época de los hippies y me encantó!

¿Cómo era la isla entonces?
Era muy provinciana, muy tranquila... casi no había caminos pavimentados y pocas personas vivían aquí. Era como un gran jardín sin vallas. Había poco dinero, por lo tanto, había pocos ladrones, y los que robaban eran inmediatamente excluidos de la comunidad. Había muy pocos policías, solo dos guardias civiles en San Juan, porque no era necesario más. Todo estaba en una escala más humana, más fácil de vivir. Naturalmente, la isla era diferente para nosotros que para la gente local que siempre había vivido aquí. Para ellos, Ibiza era una limitación geográfica y mental, y era raro que uno de ellos abandonara la isla. Pero para nosotros fue un maravilloso retorno a todo lo que se había perdido en el mundo exterior... luego vino el mundo exterior... ¿qué podemos hacer? Es la naturaleza humana.



¿Qué más te atrajo de la isla?
Esta fue una sociedad muy simple y abierta. La vida era tranquila, sin prisas, y se podía vivir con poco pero nunca faltaba lo necesario. Había mejor comunicación, todos se conocían, se ayudaban. Algunos tenían sus diferencias como en todas partes, pero todo se resolvia con calma, con diplomacia. Hoy eso ha cambiado en muchos sentidos. El cambio es la naturaleza de todo, pero el carácter de la isla ha sufrido.

Según tu visión, ¿cómo comenzó este cambio?
De alguna forma creo que la llegada de los que vinimos aquí tuvo un gran impacto, pues trajimos con nosotros necesidades, costumbres y cosas que cambiaron el ambiente. Luego vino la codicia del capitalismo y el dinero que modificó todo. Poco a poco la sociedad perdió sus valores reales.

¿Cuál es tu lugar especial en la isla?
Afortunadamente es mi casa en Benirrás. A medida que pasa el tiempo, tengo menos necesidad de ir a otros lugares porque aquí estoy bien. Cuando salgo, las carreteras son peligrosas y hay más coches que personas. Cosas como esas me hacen sentir que es mejor quedarse en casa!



¿Eres español, pero tu nombre es árabe?
Selim no es el nombre que aparece en mis documentos legales, pero me han llamado así por muchos años. Recibí este nombre cuando estaba en el sur de Argelia. Noté que la gente siempre repetía la palabra “selim” en las conversaciones que me concernían, así que pregunté qué significaba. Dijeron que significa “ileso” y me dije a mí mismo: "¡ese es mi nombre!". Desde entonces todos me llaman así... ¡incluso mi madre!

Tienes un talento impresionante para esculpir cuero, cuéntanos cómo empezaste a crear piezas tan especiales.
Un amigo mío me pidió que lo ayudara a hacer un pedido de algunos bolsos y me gustó hacerlo, así que compré cuero y herramientas y me puse al trabajo. Más tarde conocí a Gerhard, un personaje muy popular por su estilo personal y original; al ver algunas cosas suyas hechas en cuero, su trabajo me fascinó, me hice amigo suyo y aprendí a trabajar realmente con cuero. Me encantaba el material por su gran versatilidad y nobleza. Es uno de los materiales que los humanos hemos utilizado en el camino hacia la civilización.

Háblame de tu trabajo, dónde podemos verlo y comprarlo.
Básicamente, mis piezas son tanto estéticas como funcionales, decorativas pero también útiles en nuestra vida. También he hecho interesantes piezas de mobiliario. Ahora que estoy jubilado, tengo mi colección personal en casa. Pero para cualquier pedido se me puede contactar a través de mi página web "selim.es". Este año, que marca 50 años de mi historia en la isla, tendré una exposición en el Club Diario de Ibiza para mostrar mi colección personal. La apertura será el 24 de septiembre.



¿Hay algo que no te gusta de Ibiza?
Bueno, al igual que no me gustan algunas cosas de mí mismo, siempre hay algo que no gusta... esto es parte de la vida. Entiendo que cuando eres pobre quieres ser rico, pero lo que no entiendo es que cuando eres rico, quieres ser más rico. A lo largo de los años ves cosas que no te gustan, pero tienes que aceptar que la vida es así. Mejor evitar juicios... cada uno tiene su verdad y su opinión.

¿Y qué es lo que más te gusta de la isla?
El clima, la gente, el multiculturalismo. Me gusta sentarme en una mesa con personas donde se habla en varios idiomas y tener la sensación de que nadie es mejor que nadie... Me gusta mucho eso.

¿Qué mensaje te gustaría dejar aquí para todos?
Hagan lo que hagan, que esté bien hecho... que sean buenos vecinos y respeten la isla. Esas cosas creo que son básicas.



Publicidad