Una feliz mezcla de generaciones y orígenes.

Quiero recibir nuevos artículos por email
Jóvenes y mayores conviven en armonía
Por Jerry Brownstein
La ciudad portuaria de Helsingborg, en el sur de Suecia, es el escenario de un experimento radical de vida colectiva. Su nombre es "Sällbo", que combina las palabras suecas para compañerismo (sällskap) y vivir (bo). El nombre habla de los objetivos del proyecto: curar la soledad y promover la cohesión social a través de la interacción productiva. El proyecto buscaba resolver dos problemas a la vez y su investigación mostró que las personas mayores se sentían aisladas de la sociedad. Además, la crisis de refugiados de 2015 había atraído a muchos inmigrantes que luchaban por integrarse en la sociedad sueca.

Sällbo fue creado para que los jubilados suecos vivieran junto con los jóvenes, tanto suecos como refugiados. Más de la mitad de los residentes tienen más de 70 años y el resto tiene entre 18 y 25 años. Hay 51 apartamentos repartidos en cuatro plantas de una residencia de ancianos reformada y las áreas de actividad incluyen un gimnasio, una sala de yoga, una biblioteca, un estudio de manualidades y una gran cocina común en cada piso.

Los residentes de todas las edades aplauden el proyecto, y un jubilado afirma que: "Es una comunidad real, y la combinación de personas funciona bien". Un joven refugiado afgano agrega: “En mi antiguo apartamento no conocía a ninguno de los vecinos, pero aquí conozco a todo el mundo y me siento como en casa". El director de Sällbo reflexiona sobre sus objetivos: “Esperamos que la gente vea que no se debe temer a los jóvenes de otros países y que se pueden tener relaciones maravillosas entre los jóvenes y los ancianos. Queremos que esto se extienda a la sociedad en general”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS DE NUESTRO ARCHIVO

La historia de la cola de ballena

El generoso “abuelo que mima a los bebés”

Las políticas progresistas de Finlandia

El Papa Francisco nombra a mujeres para altos cargos

Primer dúo piloto de madre e hija

Un director ejecutivo comparte el éxito con sus empleados