Un retorno a los antiguos métodos de cultivo que nutren la naturaleza.

Quiero recibir nuevos artículos por email
La agricultura tradicional crea un refugio de vida silvestre
Por Jinny Throup
Un experimento con métodos agrícolas del siglo XIII ha transformado un tramo de la costa de Gales en un refugio para animales raros, pájaros y flores silvestres. Cuatro guardabosques del National Trust junto con 80 voluntarios pasaron 12 meses recreando un mosaico de campos del siglo XIII que incluye 2.000 metros de bancales y setos. El método de cultivo en "franjas" consistía en plantar cultivos de flores, incluidos girasoles, amapolas, lavanda y altramuces, junto con otros más cultivables como el mijo, el trigo, la avena y la cebada. Otros campos cercanos quedaban sin cultivar y permanecían como praderas de heno de flores silvestres con pastos y flora. Esta combinación de diferentes cultivos y cultivos en franjas creó con éxito «un paraíso para los polinizadores».

Una ventaja clave del sistema de franjas es la desviación de los vientos costeros. Esto protege los cultivos y permite que la vida silvestre se alimente en el microclima protegido creado por los bancales restaurados. El resultado es que el área ahora cuenta con una gran variedad de aves raras, incluyendo la buscarla pintoja, el pardillo común y el aguilucho pálido. Además, muchas mariposas que no se habían visto durante muchos años ahora están regresando a su hábitat anterior. Dado el éxito de esta prueba, se espera que se puedan crear replicas del sistema de franjas en grandes granjas comerciales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS DE NUESTRO ARCHIVO

Fracking: Bendición o maldición

Una isla española con 100% de energía renovable

Las estaciones solares flotantes de Japón

Paneles solares en forma de girasol

Los contenedores de transporte se convierten en hogares

Una ley prohíbe las bolsas de plástico de usar y tirar