Una ciudad tranquila y limpia sin coches.

Quiero recibir nuevos artículos por email
Una capital sin coches
Por Jinny Throup
Al igual que ocurre en muchas ciudades, el centro de la capital de Eslovenia, Ljubljana, siempre ha estado lleno de tráfico de coches contaminantes. Hace diez años decidieron hacer algo al respecto, y desde entonces en el centro de la ciudad no hay coches. Los residentes que viven en el centro de la ciudad tienen que estacionar sus coches en un garaje subterráneo fuera del área sin coches y caminar desde allí. Las únicas excepciones son para personas mayores, discapacitadas o madres con niños pequeños a quienes se les ofrece viajes gratuitos en taxis eléctricos. Las bicicletas y los autobuses son la única otra forma de tráfico permitida en el centro histórico y compacto de la ciudad. Al principio, las empresas locales estaban preocupadas por si el plan pudiera perjudicar al comercio, pero estos temores nunca se han llegado a cumplir; de hecho, tanto los negocios como el turismo han aumentado. El éxito de Ljubljana en la gestión de su problema de tráfico es un gran ejemplo de cómo puede darse un cambio positivo cuando se tiene un buen plan y se sigue con perseverancia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS DE NUESTRO ARCHIVO

Fracking: Bendición o maldición

Una isla española con 100% de energía renovable

Las estaciones solares flotantes de Japón

Paneles solares en forma de girasol

Los contenedores de transporte se convierten en hogares

Una ley prohíbe las bolsas de plástico de usar y tirar