Aprovechando las carreteras para acercar más la naturaleza a la ciudad.

Quiero recibir nuevos artículos por email
Jardines de autopista verticales en México e India
Por Jinny Throup
Se han lanzado proyectos verdes tanto en México como en la India con el objetivo de mejorar la calidad del aire. En Ciudad de México, la iniciativa Vía Verde incluye más de 40.000 m2 de jardines verticales sobre más de 700 columnas de la carretera que circunvala la ciudad. Se proyecta que cada año se filtrarán así 27.000 toneladas de gases dañinos, se capturarán unos 5.000 Kg. de polvo en suspensión y se procesarán más de 10.000 Kg. de metales pesados. Estas plantaciones en vertical además añadirán una cantidad significativa de oxígeno al aire. El sistema tiene riego automático para mantener saludables a las plantas, y gran parte del agua utilizada viene de la lluvia, que es capturada en contenedores especialmente diseñados.

El proyecto Vía Verde es una iniciativa ciudadana que recibió el apoyo de muchas celebridades mexicanas, que invitaron al público a firmar una petición en change.org. Su objetivo es disminuir los enormes problemas de salud que sufre la Ciudad de México debido a la mala calidad del aire y al exceso de contaminación. Se espera que los jardines verticales no solo generen múltiples beneficios para la salud y el ambiente, sino que además cambiarán a mejor la sucia imagen de una de las carreteras más frecuentadas de la ciudad.

De manera similar, el Metro Maha de la India está poniendo en marcha planes para desarrollar jardines verticales en los pilares de la red de metro en Puna, el hogar del famoso Ashram de Osho. Se reutilizará agua a través de un sistema de riego por goteo y contará con tecnología hidropónica para ahorrar agua. Estos jardines verticales en los pilares del metro son parte de un esfuerzo aún mayor de la ciudad de Puna para combatir la contaminación. Los raíles del metro ya contribuyen a reducir el tráfico por carretera ya que son una manera más veloz y económica de recorrer la ciudad. Puna también cuenta con un servicio de bicicletas compartidas, gracias al cual la gente puede alquilar bicis cerca de las estaciones de metro para ayudar a reducir el tráfico. Añadir estos jardines verticales a la ecuación permitirá purificar más el aire y reducir los efectos nocivos de la contaminación, mientras que a la vez se potencia la belleza de las calles de Puna.

ARTÍCULOS RELACIONADOS DE NUESTRO ARCHIVO

Fracking: Bendición o maldición

Una isla española con 100% de energía renovable

Las estaciones solares flotantes de Japón

Paneles solares en forma de girasol

Los contenedores de transporte se convierten en hogares

Una ley prohíbe las bolsas de plástico de usar y tirar