196 países aceptan hacer un mundo mejor.

Quiero recibir nuevos artículos por email
Acuerdo histórico en la Cumbre del Clima
Por Jerry Brownstein
Después de años de preparación y de dos semanas de frenéticas negociaciones, finalmente se ha producido un acuerdo en la Cumbre del Clima en París aclamado como «histórico, duradero y ambicioso». El 12 de diciembre de 2015, los representantes de los 196 países se comprometieron a limitar sus emisiones de carbono a niveles relativamente seguros que mantendrían el calentamiento global por debajo de los dos grados. También acordaron revisiones periódicas de estos compromisos para garantizar que se puedan aumentar de cara al futuro asesoramiento científico. Tanto los países desarrollados como los que están en desarrollo deberán cumplir estos acuerdos; además, los países más ricos acordaron recaudar 90 mil millones de euros al año en 2020 para ayudar a los países pobres a transformar su economía.

Este acuerdo fue la culminación de más de 23 años de intentos internacionales para forjar una acción colectiva acerca de este problema global bajo el marco de las Naciones Unidas. Esos esfuerzos se vieron marcados por la discordia y el fracaso, la negativa de los mayores emisores a participar, los acuerdos ineficaces y los tratados ignorados. Muchos de estos obstáculos ya se han superado, pero al igual que cualquier compromiso internacional, no es perfecto.

Los críticos señalan que los límites a las emisiones no son lo suficientemente firmes y podrían conducir al calentamiento por encima de los dos grados. Un consenso de científicos dice que dos grados es el límite de seguridad, ya que más allá, los efectos (sequías, inundaciones, olas de calor y aumento del nivel del mar) podrían llegar a ser catastróficos e irreversibles. El acuerdo general es jurídicamente vinculante, pero algunos elementos, incluidos los compromisos para reducir las emisiones de los distintos países, no lo son. Pero incluso con estas imperfecciones, se trata de un importante logro en la cooperación internacional.

Kumi Naidoo, director ejecutivo de Greenpeace International, lo resumió de esta manera: «A veces parece que los países de la ONU pueden unirse y quedar en nada, pero cerca de 200 países se han reunido y han llegado a un acuerdo. Hoy en día, la raza humana se ha unido por una causa común. El acuerdo de París es sólo un paso en un largo camino y hay partes del acuerdo que resultan frustrantes y decepcionantes, pero es un avance. El acuerdo por sí solo no nos sacará del agujero en el que estamos, pero hace que la cuesta para salir de él sea menos empinada».

ARTÍCULOS RELACIONADOS DE NUESTRO ARCHIVO

Un adolescente quiere plantar mil millones de árboles

Donaciones masivas para proteger el planeta

Un director ejecutivo comparte el éxito con sus empleados

Educación en igualdad de género para los refugiados

El pensamiento positivo mejora el rendimiento

Marcha por la paz en Palestina