Las compañías petroleras están utilizando una laguna en las leyes ambientales para colarse en las aguas cercanas a Ibiza.

Quiero recibir nuevos artículos por email
Una nueva amenaza de prospecciones petrolíferas en Ibiza
Por Jerry Brownstein
Hace sólo unos años, la gente de Ibiza se levantó en protesta por los planes de perforar en busca de petróleo y gas en los mares cercanos a nuestra isla. Al final triunfaron las enormes manifestaciones públicas, las firmas masivas de peticiones y el trabajo incansable de Alianza Mar Blava y otras organizaciones, y la prospección fue cancelada. Pero como una mala película de terror, donde el monstruo que pensabas que estaba muerto se levanta de nuevo, el espectro de la nueva prospección petrolífera cerca de Ibiza es, una vez más, muy real. Esta vez, las compañías petroleras están utilizando un vacío en las leyes ambientales para colarse en nuestras aguas bajo la apariencia de algo llamado MedSalt-2.

Cuando una empresa desea realizar pruebas acústicas submarinas potencialmente peligrosas con fines comerciales, es necesario que presente un estudio exhaustivo de impacto ambiental. Este fue el caso en el intento de perforación anterior, y después de que se archivara el estudio, se decidió que la prospección era demasiado peligrosa para la vida marina como para seguir adelante. Sin embargo, si la prospección submarina es con fines científicos, entonces la empresa sólo debe presentar un estudio de impacto muy simplificado. Así que esta vez pretenden que se trate de un estudio estrictamente científico para que el gobierno les permita hacer exactamente lo que iban a hacer antes.

El proyecto MedSalt-2 propone llevar a cabo el mismo tipo de pruebas acústicas propuestas por las compañías petroleras la primera vez. Ya se ha determinado que éstas son un grave peligro para la vida marina; sin embargo, el estándar para la protección del medio ambiente ha sido reducido por este truco de llamar al estudio científico. Evidentemente, hay compañías petroleras que apoyan este proyecto, y si se descubre petróleo y gas, harán todo lo posible por comenzar a perforar. Así pues, ¿qué podemos hacer? El escaso tiempo para presentar las protestas expiraba el 18 de mayo, pero Mar Blava ha conseguido una prórroga de 30 días, así que aún hay tiempo para presionar al gobierno para que detenga esta violación de nuestra protección ambiental. A día 21 de mayo ya se han presentado 25.000 peticiones, así que haz que se escuche tu voz. ¡Ibiza Dice No!

ARTÍCULOS RELACIONADOS DE NUESTRO ARCHIVO

Ses Feixes: La Cornucopia olvidada de Ibiza

Preservemos el suministro de agua en Ibiza

Una verdadera casa ecológica en Ibiza

Posidonia más protegida en Ses Salines

Bamboo: Iluminando la isla

APNEEF, un homenaje a la vida y a la devoción